Anónimo

Yo he estado en tres colegios distintos, en el primero fue una tortura ya que por culpa de mi peso me insultaban y todo empezo en tercero de primaria por que un chico me pegaba patadas en las piernas a la salida de clase. Por miedo a que me pasase en otros colegios lo mismo, nunca le dije a mi madre para cambiarme de colegio, esto siguio pasando hasta segundo de la ESO, por culpa de esto tuve problemas, tube que acudir al psicologo, ya que no estaba agusto conmigo misma no me gustaba, hasta yo misma me odiaba, lo unico que me hacia salir de aquel infierno era el baile, el me llababa a una dimension en la que solo estabamos yo, el baile y la musica que corria por mi cuerpo como la sangre. En el segundo colegio no me paso nada pero tenia la sensacion de que no encajaba con ese tipo de gente estuve durante dos años en ese colegio de tercero de la ESO a cuarto, aunque hoty en dia voy a hacerles una visita y me tiene bastante aprecio. Para hacer el bachillerato me he vuelto a cambiar y he encontrado unos amigos que merecen la pena.
Mi mensaje con todo esto es que digan lo que digan sobre ti te tiene que dar igual, por que nadie sabe realmente quien eres o que quieres.
Y no tengas miedo a contarlo si te pasa, hazte un favor a ti mismo y porfavor cuentalo, no es nada malo y seguro que tendras a alguien en quien apoyarte y que el te va a defencer hasta la muerte, ya sea tu madre, padre o algun familiar o amigo.
Y por favor no dejes que te afecte te lo digo por experiencia, que yo todavia con la edad que tengo sigo pensando que no le caigo bien a nadie, y que estan conmigo por pena, de verdad no tardes en contarlo cuanto mas tardes en contarlo es peor, te pueden crear traumas y si es muy heavy te pueden hacer llegar a la autolesion y no hablo solo de la fisica si no de la psiquica tambien, y yo no se lo recomiendo a nadie de verdad y de todo corazon.